La Reducción del Gasto Corriente en los Ayuntamientos

Los  nuevos gobiernos de los Ayuntamientos que se constituyeron el pasado sábado día 11 van a afrontar distintos escenarios dónde el denominador común es la precariedad de las cuentas públicas. Ante este panorama, a nuestros Alcaldes no les queda otra opción que minimizar el consumo de los recursos públicos manteniendo el mismo nivel de servicio e incluso reducir algunos de carácter superfluo o no esencial. Cómo última opción barajan  la posibilidad  de prescindir de algunos empleos de carácter temporal o indefinido bien extinguiendo el contrato a su término o procediendo al despido por causas objetivas.

Antes de plantearse un Plan de Empleo (ERE del sector público) nuestros dirigentes locales deben ser conscientes de que existen multitud de medidas de fácil ejecución para reducir el gasto corriente.

Lo primero es cuestionarse la idoneidad o interés social de la prestación de ciertos servicios que consumen una parte importante de recursos públicos y que apenas son valorados por la ciudadanía (ciertos talleres, cursos, eventos, espacios infrautilizados, etc.) o que están sobredimensionados (guarderías, auditorios,…) o que son más costosos (móvil vs fijo; fijo vs e-mail)

Lo siguiente sería buscar la minimización del coste de los servicios a través de la búsqueda de proveedores alternativos,eficientes procedimientos de contratación o centralización de las compras.

Vamos a detallar una serie de medidas específicas que se puedan adoptar en el corto y medio plazo:

  1. Eliminar aquellos servicios de bajo valor añadido para el ciudadano y alto coste para el Ayuntamiento.
  2. Externalización de aquellos servicios que no sean prestados eficientemente (mantenimiento y limpieza de edificios; parques y jardines, etc.)
  3. Reducción de la frecuencia y simplificación de los servicios en la medida que la utilidad del ciudadano no se vea reducida de manera ostensible.
  4. Renegociación del coste de los suministros (energía, consumibles…) y comunicaciones: nuevas tarifas o nuevos proveedores.
  5. Utilización de herramientas sustitutivas de menor coste (mail por teléfono, fijo por móvil, pdf en pantalla por papel, reciclaje: papel usado, tóner clónico…)
  6. Centralización y control de las compras. Central de compras: compra conjunta con otras entidades públicas para obtener un menor precio.
  7. Renting de equipos ofimáticos y elementos de transporte.
  8. Disminución del consumo de agua: instalación de reguladores de presión.
  9. Disminución del consumo de energía eléctrica:
  • Disminución del consumo en calefacción y ventilación mediante el correcto aislamiento (cortinas, toldos, limitación del uso aire acondicionado…)
  • Uso de luz natural frente artificial. Instalación de detectores de presencia en zonas de baja frecuencia de uso. Limitación de alumbrado público.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario