Disposición Transitoria 1ª del RDL 20/2012 de 13 de julio

En relación a la D.T. 1ª del RDL, relativa al disfrute de las Vacaciones y Permisos durante el año 2012, y ante las dudas planteadas al respecto, debemos poner de manifiesto que la única interpretación literal, gramatical y lógica posible al respecto del precepto es que el efecto de las disposiciones relativas a éstas cuestiones queda aplaza hasta el ejercicio 2013, sin efecto sobre los derechos no disfrutados durante el año 2012, no procediendo, por tanto, reducción proporcional a los meses restante conforme al régimen resultante tras la entrada en vigors, respecto a los días no disfrutados.

La literalidad del precepto es clara,

“Lo dispuesto en este Real Decreto-ley sobre vacaciones y días de asuntos particulares, días adicionales a los días de libre disposición o de similar naturaleza, no impedirá que el personal funcionario, estatutario y laboral disfrute los días correspondientes al año 2012, conforme a la normativa vigente hasta la entrada en vigor de este Real Decreto-ley”

La aplicación de la normativa vigente hasta la entrada en vigor del RDL se realiza respecto a los “días correspondientes al año 2012” y no, por tanto, a los días “devengados” hasta la entrada en vigor de la norma, criterio interpretativo que entendemos contrario a la literalidad, restrictivo de derechos y que además introduciría tratos discriminatorios -piénsese en el caso de un empleado que, circunstancialmente hubiera disfrutado de todos sus días de vacaciones y/o libre disposición-.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario