Formación

Es indiscutible la importancia de la formación continua de las personas que conforman la Administración Local – personal y gobierno- por cuanto supone de beneficio para el ciudadano, a quien va destinado el trabajo, y de satisfacción personal de quién ve mejorar sus conocimientos y cualificación profesional.

Siendo esencial la correcta ejecución de los programas y acciones formativas, no lo es menos el adecuado diseño de las mismas al objeto de que respondan a las necesidades reales de la organización.